viernes, 27 de mayo de 2016

XX ENCUENTRO "IGÜEÑA - CAMPA MURIO - TREMOR DE ARRIBA" - 22-05-16


   XX ENCUENTRO DE MONTAÑEROS LEONESES. MEMORIAL “FERNANDO ALGORRI”.

1ª TRAVESÍA “IGÜEÑA – COLLADO BUBÍN – TREMOR DE ARRIBA”

22-05-16                         (Domingo)

            Un año más hemos participado en la tradicional jornada montañera en la que se pretende reunir a los diferentes clubes de León y provincia para celebrar el Encuentro de Montañeros Leoneses, que en esta edición cumplía 20 años. El Club de Montañeros Aguzo, de Igüeña, fue el encargado de organizarlo este año, apoyado como siempre por la Delegación Leonesa de Montañismo. Como es habitual cuando el club es de una zona de montaña, es que la ruta transcurra dentro de la demarcación cercana a dicha sede, como en esta ocasión. Unos 300 participantes fuimos los que animamos esta vez la marcha y la fiesta posterior, que ya avanzo, fue de las mejores, al igual que la organización de la marcha en sí, ruta, tiempos, etc.
A las 7:30 horas salimos de Guzmán en un autocar mientras el cielo se despejaba poco a poco del aguacero que un rato antes había descargado. Enlazamos con la Ronda Sur, dejando el Jano y el Valle atrás, antes de entrar en la autopista hacia Astorga. Un radiante sol lucía cuando paramos una hora más tarde a recoger al grupo de montaña de esta localidad. Fue ya en el Manzanal cuando se cerró por completo y la lluvia reapareció de nuevo formando un amplio arcoiris en el cielo.
A las 9:20 horas llegamos a Igüeña, 900 m,  donde la lluvia había disminuido bastante pero no cesado. Paramos al lado del río Boeza o Campo y nos preparamos para la marcha junto con los participantes de algunos autocares más de otros puntos de la provincia. Nos acercamos a un bar a tomar un café antes de comenzar a caminar a las 10:00 horas. Pasamos precisamente por la calle El Aguzo antes de encaminarnos hacia el comienzo del valle de Bobín, o Bubín por el que haríamos la subida al collado del mismo nombre. En un tejado de una vivienda vimos un par de gatitos que nos maullaron al pasar.
Por un camino amplio entre verdes pastos y sebes fuimos ganando altura con el río por nuestra derecha. Enormes hayas escoltaban dicho camino en sus márgenes conviviendo con otras especies que comenzaban a brotar en esta primavera tardía que estamos pasando. También las escobas comenzaba a florecer y tapizaban de blanco las laderas del valle. Varios arroyuelos caían por estas laderas y atravesaban el camino hacia el cauce principal. En algunos tramos era la piedra la que delimitaba la margen izquierda del trazado y encontramos cierres para el ganado, algunos ya en desuso.  
Vimos rincones de gran belleza en los que la roca, el río y la vegetación creaba verdaderos cuadros. En algunos lugares nos colocábamos a la vera del cauce mientras que en otros el desnivel al mismo crecía algo más. Pasamos al lado de un chozo de piedra y pizarra con un pequeño cercado  llegando poco después a un puente sobre el río por el que pasamos hacia la margen contraria. Llevábamos caminados algo más de 4,000 Km y estábamos a 1090 m de altitud.
Desde ese punto ganamos altura un poco más visiblemente. Algo más arriba enlazaba otro camino por la derecha en el que estaba un todoterreno de la organización por si alguien quería volver desde allí. No mucho después otra bifurcación nos desviaba del ancho vial, que se dirigía a la Cabaña de Arriba, una braña que vimos en la otra ladera del valle, para meternos en un sendero que se empinaba considerablemente entre bosque. Un cartel de vivos colores nos señalaba 2,600 Km a la Campa del Muro, donde se emplazaba el collado, con un desnivel de 500 metros. Por dicho sendero subimos un tramo de unos 700 metros hasta llegar al desvío del Roble de Bubín, donde otro cartel similar indicaba 200 metros al mismo.
Varias personas bajaban ya de verlo y decidimos subir nosotros. El organizador que cerraba la marcha, y que ya había desistido ir detrás de nosotros, nos dijo que nos esperaba en la collada. Emprendimos la fuerte subida de 75 metros de desnivel hacia ese punto interesante de la ruta casi metidos en el cauce de un arroyuelo que tuvimos que sortear en varias ocasiones. 15 minutos nos llevó esta subida hasta llegar a la vera del enorme roble milenario de 11 metros de diámetro máximo con una rama a modo de apéndice en la parte baja con grosor también destacable. Pensábamos que Álvaro subía detrás y al comprobar que no llegaba supusimos que había decidido no subir. Estábamos a 1480 metros de altitud y llevábamos 6,200 Km.  
Viendo el track de la ruta en el GPS que llevaba descargado de la página de Aguzo, parecía que podíamos atajar desde allí sin tener que bajar de nuevo al sendero principal. Dos cosas nos echaron para atrás, lo cerrado de la maleza y la posibilidad que al final alguien nos estuviese esperando abajo. Menos mal que no lo hicimos, porque más tarde comprobamos que había un desnivel considerable con fuerte pendiente y tramos muy cerrados, como sí habíamos visto desde allí.
Retornamos al sendero principal y poco a poco fuimos dejando atrás la parte más densa del bosque. Las fuerzas ya se iban resintiendo y comí un plátano para recuperar un poco. Por delante veíamos a los últimos participantes, exceptuándonos a nosotros, y tampoco nos llevaban demasiada ventaja. Cruzamos el río Bubín, que allí era aún un simple reguero, y a los 7,000 Km del comienzo de la ruta llegamos la Cueva de Los Mosquitos, desviada del sendero 20 metros. Esta cavidad de unos 5 metros de profundidad y la altura de una persona, más o menos, fue refugio de Maquis durante la Guerra Civil. Tiene una abertura triangular al lado de la entrada en sí y haciendo honor al nombre, el interior estaba plagado de pequeños mosquitos. Eran las 13:00 horas y estábamos a 1540 metros.
Hacia el Nordeste veíamos la hilera de montañeros subir el último tramo hasta el collado también visible desde ese punto. Retomamos la marcha y cruzamos de nuevo el río Bubín en un punto más alto que antes y nos metimos entre matorral. La pendiente era continua, pero más tirada que anteriormente. El sendero había sido desbrozado por el grupo organizador. Fue entonces cuando vimos el acierto de no haber atajado desde el Roble de Bubín. La pendiente llena de maleza y pedreros nos lo hubiese puesto complicado.
Subiendo este tramo teníamos todo el valle a la vista e incluso varios kilómetros hacia el Sur. Por encima de las cumbres del Oeste emergían otras más alejadas y altas con nieve aún. Podían ser el Catoute y cercanas. A las 13:40 horas alcanzamos el collado de Bubín y la Campa del Murio situados a 1750 metros de altitud, y en la que ya no quedaba nadie. Llevábamos 8,400 Km.
Por la derecha ascendía la loma de Los Infiernos con 1819 metros de altura máxima mientras por la izquierda era la de Las Rozas con 1887 metros. El cordal de este lado seguía con el Miromalo y el Arcos de Agua, ambos subidos en otro Encuentro de Montañeros hace pocos años, y Peña Cefera. El valle al que pasábamos ahora era el del Arroyo Cáscaro que se une al de Fullinas para cruzar Tremor más abajo.
En aquel collado soplaba bastante viento y fresco, por lo que no nos detuvimos nada. Unos lazos plásticos nos marcaban la senda entre más matorral bajo y también desbrozado para la ocasión. Según fuimos girando con el valle, ampliamos la vista hacia el Este irrumpiendo en el paisaje más cumbres como el Suspirón o El Pando. Al Sur de éstos vimos la ermita de Peña Furada bajo el cerro del mismo nombre.
Poco a poco fuimos perdiendo altura por la ladera del valle cruzando algunos pedreros bajo la cumbre de Los Infiernos. En un hoyo de rocas y piedras, Las Pozas de Los Infiernos, se concentraban varios montañeros en la parada para comer. No sé porqué buscan las hondonadas en vez de lugares con vistas. Nosotros decidimos seguir hasta un punto más adelante donde se llegaba tras ascender unos pocos metros. Allí decidimos parar a comer nosotros tranquilamente mientras más tarde todos iban pasando por delante quedando de nuevo los últimos.
Retomamos la marcha hasta la campa de Valdepeorno donde nos echamos más bruscamente hacia abajo, hacia otra campera donde había una fuente con pilón a la que llegamos en pocos minutos. Estábamos a 1542 metros de altitud y llevábamos 10,700 Km. Eran las 15:00 horas. Desde minutos antes nos habían estado cayendo algunos pequeños granizos de unos nubarrones que amenazaban algo más y que al fin se contuvieron.
Bajamos el siguiente tramo entre piornos y escobas floridas formando un efecto de colorido espectacular. Así enlazamos con un ancho camino cerca del cual había un organizador de la marcha esperando. Nos dijo que le parecía que aún quedaba más gente detrás, aunque nosotros creíamos que no. Nos preguntó si queríamos bajar los 4,000 Km que restaban con él, pero como vimos que nos daba tiempo a llegar para las 17:00 horas, cuando comenzaba la fiesta, optamos por seguir caminando. En ese mismo punto había una curiosa escultura metálica de una vaca como homenaje a los ganaderos de Tremor, según rezaba una placa. En medio de una pradera cercana había un refugio de piedra y pizarra.
Ya en la pista nos metimos a la parte mas cerrada del valle donde aún se ven las abandonadas minas a cielo abierto. El valle principal se bifurca arriba y habíamos abandonado el arroyo Cáscaro, que se había unido al Fullinas y bajaba por otro ramal paralelo, para meternos en el de la Reguera del Agua, que descendía encajonado por nuestra derecha. Echando la vista atrás vimos como la cumbre apenas visible ya del Arcos de Agua, se desvanecía entre la niebla, aunque quedó arriba y el sol nos siguió alumbrando a nosotros.
Cruzamos algunas cancillas para el ganado y nos dejó atrás el todoterreno del organizador, que al final iba solo ya que nadie bajaba detrás de nosotros. Llegamos a la confluencia de los dos valles donde se formaba una gran campa verde y florida un tanto desfavorecida por las minas mencionadas. Se veían ya algunas casas de Tremor poco más delante de la unión de cauces. El camino trazó algunas curvas cerradas y de fuerte bajada hacia este punto. Allí había un merendero y una edificación que según rezaba un gran cartel de obra, era un “Parque de Deporte de Boeza - Sil” y “Pista de despegue para vuelo sin motor”, incluidos dentro de un plan de reestructuración de cuencas mineras.
Tras este lugar se unen los dos cauces quedando el nombre principal como Fullinas hasta el pueblo que pasa a ser río Tremor. Entramos en asfalto y pasamos a lado de un grupo de edificios medio abandonados de viviendas de los antiguos mineros. Llegamos a una fuente de piedra donde bebimos agua y a las 16:15 horas entramos en Tremor de Arriba, aunque nos quedaba casi 1,000 kilómetro hasta los autocares. El río divide el pueblo que se encarama por ambas laderas del valle y algunas de las casas están asentadas sobre las misma roca del terreno. Pasamos en medio de viviendas nuevas y otras medio derruidas y encontramos numerosos lilares cargados flores olorosas. Una estrecha calle de escaleras ascendía entre dos viviendas a la parte alta. Vimos viejos balcones de madera en casas de piedra. Después de pasar cerca de la parroquia, con el tanatorio adyacente, enfilamos el último tramo hacia la plaza en la que estaban los autocares, donde el río confluye con el Fervienza y pasa a llamarse Tremor.
A las 16:30 horas terminamos la ruta en esta plaza casi a la entrada de Tremor por la carretera y a 960 metros de altitud. El GPS daba estos datos totales: 1016 metros de ascensión y 958 metros de bajada. 16,100 Km hechos en casi 7 horas. Allí estaba Álvaro, al que llamamos de todo por abandonarnos, con cariño eh! Nos cambiamos y enseguida nos acercamos hasta el pabellón de deportes para celebrar la fiesta. Para ello teníamos que subir 30 metros por unas empinadas escaleras que a esas alturas ya costaban.
A la entrada del pabellón nos recibían con un par de obsequios, un folleto de rutas de la zona y una braga-cuello con el logo del club. En las mesas había para picar embutido, patatas fritas y aceitunas, acompañado por pan, vino, refrescos y agua. Pero el plato que triunfó yo creo que fue la parrilla de chuletas que tenían y que resultó un éxito. Luego también había café, roscas y orujo mientras amenizaba la fiesta el grupo de música tradicional Muxiben con el que echamos unos buenos bailes. 
El grupo Aguzo, organizador del evento, recibió la placa de recuerdo de la Delegación de Montañismo que le fue entregada por el que será el relevo el próximo año, el club Los Rejos, de Cistierna. A continuación también hubo un sorteo de varios detalles con el número del billete de cada participante.
Poco antes de las 19:00 horas comenzamos a abandonar el recinto hacia los autocares para emprender el regreso a León. Ahora se bajaban mejor las escaleras que antes subirlas.... En la Plaza del Minero, como así se llama la misma, hay un bonito monumento de piedra a estos obreros.
A las 19:15 horas iniciamos la vuelta a la capital. Al igual que durante la ruta, vimos numerosas molinos eólicos en los altos de las lomas. Poco antes de las ocho de la tarde entramos en Astorga donde nos despedimos de los compañeros de esta ciudad. Por la autopista hicimos el último trayecto hasta León donde llegamos a las 20:45 horas.
Sin duda, para mí, unos de los mejores Encuentros de Montañeros que hemos tenido, y sin querer menospreciar para nada los anteriores. La ruta, sencilla, bonita y bien calculada para el tiempo disponible, y la fiesta final que dejó el listón muy alto.                  

MAPA ESQUEMA
ENLACE RUTA WIKILOC:

LEÓN


ASTORGA

PUERTO MANZANAL
IGÜEÑA

RÍO CAMPO O BOEZA






VALLE DE BUBÍN












DESVÍO DE LA CABAÑA PEQUEÑA Y RUTA




ROBLÓN DE BUBÍN









VALLE DE BUBÍN Y VISTA AL SUR

COLLADO DE BUBÍN Y CAMPA EL MURIO
VALLE DEL ARROYO CÁSCARO


POZAS DE LOS INFIERNOS

ABREVADERO DE ZAPALLOBOS

ERMITA DE LA PEÑA FURADA

REFUGIO DE FULLINAS


PISTA DEL VALLE DE FULLINAS
ZONA DE MINAS

CONFLUENCIA DE VALLES
ENTRANDO EN TREMOR DE ARRIBA


POR LA CALLES DEL PUEBLO



FIN DE RUTA
HACIA EL PABELLÓN (POR SI HABÍAMOS SUBIDO POCO EN LA MARCHA.....)
PLAZA DEL MINERO
VIANDAS Y OBSEQUIOS DE LA FIESTA
COLOFÓN DEL ENCUENTRO DE MONTAÑEROS LEONESES


GRAN CHURRASCADA
PANORÁMICA DEL PABELLÓN
GRUPO DE MUSICA TRADICIONAL MUXIBEN
ENTREGA DE LA PLACA CONMEMORATIVA AL CLUB AGUZO

SORTEO DE REGALOS

¡QUE SIGA LA FIESTA.....!
....INCLUSO FUERA.
SE ACABA....
MONUMENTO AL MINERO
ASTORGA
LLEGADA A LEÓN
FIN DE JORNADA



No hay comentarios:

Publicar un comentario