jueves, 28 de enero de 2016

LA LÁMPARA Y TECHO - 24-01-16



1ª ASCENSIÓN A “LA LÁMPARA” Y “TECHO” (Rodiezmo)


24-01-16                            (Domingo)


Segunda ruta de este año del grupo que salimos habitualmente. En esta ocasión nos hemos acercado hasta Rodiezmo para ascender a La Lámpara y el pico Techo, dos sencillas cumbres que rondan los 1600 metros y de fácil acceso, tanto desde Buiza como desde Rodiezmo, pueblo que elegimos.
A las 8:30 horas nos reunimos en Guzmán los 7 participantes: Álvaro, José Luis, Eva, Cundi, Juan, Mª Jesús y yo. En los coches de José Luis y el mío nos repartimos para emprender el viaje con el cielo despejado. Por la carretera de Asturias avanzamos hasta La Robla donde la niebla se nos cerró y nos acompañó hasta Villamanín. Aquí nos detuvimos a tomar un refrigerio unos minutos mientas las brumas se iban disipando. Nos restaban escasos 3 kilómetros hasta Rodiezmo, 1172 m, al que llegamos a las 9:50 horas. Atravesamos el pueblo para aparcar al final del mismo, donde comenzaba la ruta que íbamos a seguir.
Nos preparamos para la marcha y a las 10:15 horas la comenzamos mientras las nieblas se elevaban en el valle de Arbás, al comienzo del cual nos encontrábamos. Poco a poco fueron apareciendo las cumbres cercanas, entre ellas nuestro objetivo, aunque en esos momentos no lo identificamos. También se elevaba más al Oeste la cumbre de El Rubio. La pista era amplia y transcurría entre praderías con dirección Suroeste. Hacia atrás, al otro lado del valle, se emplaza la sierra de Peña Laza.
Pasamos al lado de un depósito de aguas y poco después entre una manada de caballos y una cuadra algo más abajo, cerca del arroyo Barranquillo, que bajaba por nuestra izquierda. En un desvío del camino tomamos el ramal de la izquierda cerca del cual encontramos una peña con una cruz en la cima a la que algunos se encaramaron. He visto que se llama La Cruz de La Salve y el camino que llevábamos es una antigua calzada romana y tramo del Camino de Santiago de San Salvador. Desde ese punto nos vamos metiendo en la hoz de Las Coladillas, un corto pero destacado desfiladero en el que la pista está cementada en varios tramos. Incluso hay unas chapas metálicas en un punto en el que se ha desprendido dicho firme para facilitar el paso de todoterrenos. Por los lados se elevaban altas paredes con algunas canales de fuerte pendiente. Al final de este desfiladero de no más de medio kilómetro hay una caseta de captación de aguas.    
Seguimos avanzando por este camino hasta que me dio por mirar el GPS y ver que teníamos que desviarnos por la vaguada de la izquierda nada más salir del cañón. Apenas retrocedimos unos metros para cruzar el arroyo y enlazar con un sendero que ya se inclinaba visiblemente. Habíamos subido 100 metros escasos en este primer tramo de 1,600 Km.
El sol ya brillaba claro mientras ganábamos altura paralelos a otro regato con dirección Sudeste. Hacia atrás, al otro lado del camino que dejamos, subían las laderas del Alto Venero y del Rubio. Ya habiendo cogido bastante altura, Cundi decidió darse la vuelta. Por su parte, José Luis se había adelantado quedando Eva, Mª Jesús, Juan, Álvaro y yo en grupo.
Nos fuimos desviando de la ruta del GPS hacia a izquierda y cruzamos un tramo de escobas antes de alcanzar el collado bajo la Cava Verde, en cuya cima se veía una cruz. A ella subieron en pocos minutos Álvaro y Mª Jesús encontrando también un par de lápidas en memoria de dos fallecidos en la zona, por lo que se entendía. Los que quedamos en el collado nos cruzamos con un cazador que nos asustó con un tiro que resonó en la roca cercana. En la parte baja habíamos visto llegar algún vehículo de cazadores que luego vimos en las laderas.
José Luis estaba en la cresta algo más adelante y hacia él nos dirigimos tras reunirnos de nuevo. El sendero nos metió entre un tupido escobar antes de salir delante de otro picacho que  rodeamos por la izquierda salvo Mª Jesús, que lo pasó por encima. Desde el collado del lado contrario comenzamos a ladear mientras ascendíamos hacia el Collagordo, 1570 m, collado que da paso al valle de Buiza, pueblo que vimos en la parte baja. A él llegamos a las 12:45 horas tras 3,600 Km recorridos.
Comenzamos a ascender por la loma hacia el pico Lámpara entre algunas escobas y robles. Había leído en Internet que esta cumbre tenía un paso aéreo y que convendría rodearla por el Norte, pero Mª Jesús, que hacía tiempo que la había subido, decía que no se acordaba de ello. Los que iban por delante se decidieron a subirlo por la roca que no tenía ninguna dificultad. Fue en la cumbre donde comprobamos donde estaba ese peligro. La cresta era estrecha y hacia el Sur caía a plomo verticalmente varios metros, pero teniendo un mínimo de precaución no había problema. Alcanzamos esta cima  de 1664 metros a las 13:10 horas.
Al pasar por el sendero que cruza la cumbre me fijé en un hito de piedras amontonadas y entre ellas encontré un bote con tarjeta. Álvaro ya se había adelantado y solo el resto nos sacamos una foto de grupo en esta cumbre. En algunos mapas marca el pico Lámpara más al Sur, aunque otros le dan otro nombre. Sí que llaman Lámpara a todo este cordal. Tras la foto y dejar nuestra tarjeta, retomamos el paso hacia el pico Techo, que aunque es más renombrado que éste, es más bajo.
Nos echamos hacia la ladera Norte donde había varios pedreros. Entre la piedra había también nieve que ocultaba los huecos en los que fácilmente se podía meter el pie y torcerlo. Pasamos por el collado intermedio y emprendimos el corto ascenso a la cumbre del Techo en la que ya estaba Álvaro. Llegamos a esta cumbre de 1652 metros a las 13:47 horas. Llevábamos recorridos 4,200 Km.
El día había abierto bastante y estando allí lo hizo por completo. Aunque no muy alta, las vistas eran espectaculares desde allí. Entre las numerosas cumbres divisadas podíamos contar: Brañacaballo, Cellón, Tres Marías, Ubiña, Tapinón, Peña Rueda, Pico Rubio, Cerro Pedroso, Llamargones, Fontañan, Cueto San Mateo, Fontún, etc, etc. En los valles estaban los pueblos de Rodiezmo, San Martín de la Tercia, Pobladura de la Tercia, parte de Villamanín, Villanueva de la Tercia, Fontún, Villasimpliz y Buiza.
Nos acomodamos en un pequeño collado bajo la cima al resguardo del fresco que corría. Allí comimos tranquilamente disfrutando de todo ese amplio paisaje. La nieve abundaba en las cimas altas, aunque se ha quitado muchísima. Si no nieva más esta temporada podemos tener problemas de agua en verano. Además la lluvia de los días anteriores y las temperaturas que estamos teniendo, casi primaverales, no ayudan a conservar esa nieve. Nos sacamos una foto en la cumbre y dejamos nuestra tarjeta en un bote al lado del punto geodésico antes de emprender el descenso a las 16:25 horas.   
Seguimos el mismo tramo de bajada al primer collado, pero esta vez rodeamos la Lámpara por el Norte. Allí encontramos pedreros con algo de nieve, robledales y escobas que dificultaban un poco el avance. En vez de ir hacia el Collagordo, nos echamos directamente al siguiente collado. Aquí se dividió el grupo. Mª Jesús y Álvaro decidieron bajar directamente hacia el valle del arroyo Valdeaguarín, mientras el resto optamos por seguir la ruta del GPS que nos llevaba algo más adelante. No tardamos en divisar un incendio en la base de la Peña Laza. Era muy pequeño, pero se veían las llamas y salía mucha humareda, aunque se extinguió al cabo de un rato.
Seguimos la ruta de ascenso hasta el collado anterior a la Cava Verde y desde allí nos echamos al valle Quilambre. También nosotros variamos un poco la ruta del GPS al meternos por una vaguada diferente a la que nos marcaba éste. La vimos más “tirada” y terminaba más cerca del pueblo, aunque no había sendero en la parte alta. Bajamos por la loma hasta llegar al arroyo Quilambre que cruzamos. Juan se dio cuenta en ese momento que había perdido una de las varillas de un bastón, pero no sabía en que punto exacto. Aunque retrocedió unos metros, no dio con él.
Ya en la parte baja encontramos un sendero que se fue metiendo entre matorral y espinos que fuimos sorteando. Ya veíamos el camino ancho del valle de Valdeaguarín al que desembocamos en pocos minutos. Eran las 18:00 horas.
A través del teléfono hablé con Álvaro, que estaban algo más arriba, antes de una pequeña foz que comenzaba cerca de allí y no tardaron en aparecer los dos, Mª Jesús y él. Al comienzo de ese desfiladero había un gran depósito de agua. Solo nos restaba un kilómetro para entrar en Rodiezmo. El camino se metía de nuevo entre praderías en este último tramo que hicimos ya anocheciendo. A las 18:25 horas entrábamos en el pueblo y cinco minutos después terminábamos la ruta en los coches. El GPS daba estos datos: 8,400 Km. hechos con un desnivel acumulado de 560 metros.
Desde allí veíamos ahora Las Tres Marías y la parte alta de la estación de Pajares con los tonos azulados del anochecer. Las nubes volvían a meterse por el Sur. En pocos minutos nos cambiamos y emprendimos el regreso a las 18:45 horas. Mª Jesús dijo que iba a correr hasta donde la encontrásemos. Pues bien, se equivocó de calle y pasamos sin verla. Al llegar al final del pueblo dimos la vuelta y la encontramos.
Ya en Villamanín paramos a tomar algo. Allí estaba también Cundi esperándonos. Eran las 19:30 horas cuando nos pusimos en camino hacia León. En 40 minutos hicimos el trayecto hasta la capital donde quedaron algunos compañeros. Poco después llegaba yo a casa.
Cumbres sencillas pero de grandes vistas. El tiempo acompañó mejor de lo que esperábamos, ya que aunque no se anunciaba lluvia, sí nublado por completo.                

 MAPA ESQUEMA 
ENLACE RUTA GPS:

LEÓN

NIEBLAS EN LA ROBLA
VILLAMANÍN
RODIEZMO
CAMINO DE SAN SALVADOR

PEÑA LAZA DETRÁS





CRUZ DE LA SALVE


VISTA DEL BRAÑACABALLO 
HOZ DE LAS COLADILLAS



VAGUADA


ENTRE ESCOBAS TUPIDAS
LA LÁMPARA Y TECHO CERCANOS
LOMA DE LA LÁMPARA


BUIZA EN EL VALLE
CUMBRE DE LA LÁMPARA

DESDE PICO TECHO






TRES MARÍAS  UBIÑA FARIÑENTU TAPINÓN PEÑA RUEDA ENTRE OTROS

CELLÓN   BRAÑACABALLO  CURRILLINES   FONTÚN



DESCENSO

INCENDIO EN LA BASE DE PEÑA LAZA
VALLE DE QUILAMBRE

CAMINO EN EL VALLE DE VALDEAGUARÍN
RODIEZMO EN EL VALLE DE ARBÁS Y PEÑA LAZA DE FONDO
ENTRANDO EN RODIEZMO
VILLAMANÍN
LEÓN