sábado, 25 de mayo de 2019

CORNIERO, MONTEMORO, Cdo. TRÉBEDE, SABINAR DE CRÉMENES, LA COTICA 19-05-19


1ª TRAVESÍA “CORNIERO - MONTEMORO (1ª ASCENSIÓN) – COLLADO DE TRÉBEDE - LA COTICA - SABINAR DE CRÉMENES - CORNIERO”

19-05-19                         (Domingo)

         Mediado mayo hemos hecho esta sencilla travesía con dos ascensiones intermedias, aunque solo una es un poco más reseñable. La ruta estaba prevista para el día anterior, pero la climatología adversa de esa jornada nos aconsejó retrasarla, acertando por completo en esa decisión como luego comprobaríamos.
Tras recoger a José Luis nos dirigimos en esta ocasión al Paseo de Salamanca, punto que nos quedaba más apropiado a todos para emprender el viaje. Allí nos reunimos los cinco participantes: José Luis, José Antonio, Cundi, Álvaro y yo. A las 8:30 horas aproximadamente emprendimos este viaje que resultó un tanto largo por el despiste que tuve en un determinado punto. Salimos de la capital por la autovía de Valladolid con dirección a Mansilla donde teníamos que coger la nacional hacia Cistierna. Pues bien, me pasé esta salida y tuve que irme hasta la de Burgos, donde además no hay cambio de sentido posible, salvo saliendo hacia otra carretera de la que no me di cuenta tampoco. Total que me vi con dirección a Burgos sin un lugar cercano para cambiar el rumbo, como es muy habitual en numerosos tramos de autovías y autopistas.
En el primero de ellos salimos hacia el Burgo Ranero para dirigirnos hacia Villamartín de Don Sancho. Por más carreteras estrechas salimos al final a la nacional 625 en Quintana de Rueda para seguir ya el recorrido habitual a Cistierna. A éste llegamos cuando eran las 9:35 horas parando unos minutos a tomar un café. De nuevo en marcha por el valle del Esla llegamos a Crémenes donde nos desviamos hacia nuestro punto de salida. A las 10:15 horas entramos en Corniero, 1100 m, aparcando en una de las calles cerca de un gran caserón de piedra.
Nos preparamos para la ruta con nubes y claros en el cielo y a las 10:40 horas comenzamos a caminar saliendo enseguida del pueblo por un empinado camino entre arboleda. No tardando llegamos a una bifurcación tomando el ramal izquierdo desde el que tuvimos una bonita panorámica del pueblo. Las lomas del valle relucían espléndidas con un verdor espectacular, el de la arboleda y del matorral bajo. Este camino comparte un tramo común con el de la ruta de Cuatro Pueblos que recorre las poblaciones de Primajas, Corniero, Valbuena del Roblo y Viego, ya hecha por varios de nosotros en otras ocasiones. Sin abandonar el ancho camino que zigzagueaba por la loma sur ganamos altura hasta dejar a la derecha el desvío de la ruta mencionada siguiendo nosotros de frente. Las escobas floridas y de color morado tapizaban las laderas de esta parte del valle. En la confluencia con el principal del Esla veíamos ya Crémenes y no lejos del mismo, Villayandre y Argovejo. Por encima emergían ya varias cumbres como el Cerroso, Cueto, Roscas, etc, etc.
La arboleda fue desapareciendo en mayor parte quedando los matorrales floridos cubriéndolo todo. Poco a poco fueron apareciendo también las algunas cimas hacia el Norte por delante de nosotros. Asimismo divisamos las antenas emplazadas en la cima del Montemoro hacia el que nos dirigíamos. Pasamos un tramo entre arboleda de nuevo mientras el camino rodeaba la cumbre por el Oeste al Norte para emprender desde ese lado un fuerte y corto ascenso hasta su punta final.
A las 12:35 horas, tras 3,800 Km hechos, llegamos a la cumbre del Montemoro con 1553 metros de altitud. En la misma hay instaladas varias antenas de telecomunicaciones, algunas dentro de un recinto cerrado. Aunque con escasa altitud, la vista no era nada despreciable. Eran muchas las cumbres que divisábamos desde allí en cualquier orientación. Por el Norte, Peñas Pintas, Llerenes, Corral de los Diablos y varios picos de Los Mampodres. Girando al Sur por el Este, Los Janos, Peña Escrita, Cerroso, Cueto de Argovejo o el Pico Moro. Más al Sur, La Camperona, Soberón, Relance, Majadón o el Mular. También veíamos algunos pueblos del valle del Esla como Crémenes, Argovejo, Villayandre o Las Salas, así como la presa del pantano de Riaño. El contraste de colorido primaveral relanzaba la belleza de toda esta gran panorámica.
En la cima había también una especie de cruz de madera con dos letreros grabados en los que ponía “Sigues siendo el Rey” y “Siempre Juntos” respectivamente. Nos sacamos unas fotos de grupo e individuales en esta cumbre en la que no dejamos tarjeta. A las 13:10 horas emprendimos el descenso por el mismo camino aunque lo abandonamos tras escasos 80 metros para meternos a la ladera Oeste entre matorral y escobas no muy altas. Yo llevaba el track metido en el GPS e intentaba seguirlo en esta bajada, aunque al final lo mejor era guiarse por los lugares menos tupidos.
Habíamos comentado ir hasta el alto de la Toaca, una cima de 1304 metros por encima de la carretera nacional, pero viendo que nos íbamos a retrasar un poco, decidí seguir el plan original e irnos hacia la Cotica directamente. Nos dirigimos hacia la collada de La Trébede pasando entre un reducto de arboleda y unas formaciones rocosas. Antes de llegar a ella nos encontramos unos bonitos caballos y yeguas con potrines a su vera entre los matorrales al igual que en la misma collada. A ella llegamos a las 14:15 horas tras 5,400 Km hechos.
Por este collado pasa un camino que baja hacia la carretera que une Crémenes y Corniero y por él se decidió a bajar Cundi que no quería subir ya a La Cotica. Nosotros emprendimos la subida hacia la misma por la ladera mucho más despejada que la anterior. Un sendero muy marcado ascendía por esta loma Noroeste pasando entre dos o tres árboles aislados y algunos troncos secos más. Por debajo se veía a Cundi sentada a la vera de un arbusto.
Cómodamente subimos esta loma hasta alcanzar la cima de La Cotica, 1393 m, en unos 20 minutos desde el collado anterior. A la abrigada Este nos acomodamos para comer disfrutando de otra vista diferente de las cimas y valles de esa orientación. En la parte baja corría la nacional entre Cistierna y Riaño y en la ladera bajo nosotros vimos ya los primeros ejemplares del sabinar de Crémenes.
A las 16:05 horas emprendimos el descenso por la misma cresta hacia el Suroeste. De una roca salía un árbol donde nos sacamos unas fotos. En el cielo habían ido apareciendo algunos nubarrones, pero no amenazantes. Siguiendo el sendero perdimos altura entre varias sabinas durante un buen trecho hasta echarnos a la ladera Oeste hacia el camino del valle. En otra pradera vimos otra manada de caballos. En 45 minutos llegamos a este camino por el que continuamos el descenso un tramo antes de desviarnos hacia la loma derecha tras cruzar el arroyo. Antes nos habíamos pasado este desvío unos metros y tuvimos que retroceder para cogerlo cerca de una pequeña pared vertical de roca bajo la cual subimos bruscamente por un sendero medio marcado. José Antonio había cogido otro más atrás en el valle y ahora íbamos José Luis, Álvaro y yo. Hacia atrás, casi a la misma altura, vimos a un hombre en dirección contraria.
En la parte alta salimos a unas praderas con ganado pastando y allí se nos unió José de nuevo. Cruzamos por ellas para salir a un ancho camino que según el mapa bajaba también a la carretera. Nosotros teníamos que desviarnos por otro perpendicular que encontramos un tanto cerrado, por lo que atajamos por otro prado un pequeño tramo antes de salir al mismo. Llegamos al punto más alto de este trayecto con 1143 metros habiendo subido desde los 1079 metros en el arroyo. Desde allí se comenzaba el descenso hacia Corniero entre arboleda y praderías con tramos un tanto embarrados. Cruzamos otro pequeño regato no lejos ya del pueblo y antes de entrar en él cerramos el lazo en el desvío de la ida. Yo me había quedado un poco por detrás y entré en Corniero a las 17:42 horas. Escasos metros me separaban del final de la ruta donde teníamos la furgoneta y donde ya estaban los compañeros cuando llegué dos minutos más tarde. El GPS daba estos datos: 10,200 Km hechos y 660 metros de desnivel acumulado.
Nos cambiamos antes de emprender el regreso a las 18:15 horas. En Cistierna hemos parado a tomar un cafetín y unos pastelitos, a los que he invitado por haber sido mi cumpleaños el día antes. De nuevo en ruta hicimos el viaje sin novedades hasta llegar a León a las 20:20 horas. Dejé a los compañeros antes de llegar yo a casa a las 20:45 horas.
Buen transcurso y resultado el de esta jornada dominical con ruta sencilla pero realmente guapa.


MAPA ESQUEMA

 ENLACE GPS

 VISTA SATÉLITE
 LEÓN

 TRAYECTO

 CRÉMENES

 CORNIERO


 HACIA EL MONTEMORO

 CRÉMENES




 VALLE DEL ESLA


 MONTEMORO


 CIMA DEL MONTEMORO


 PRESA DEL PANTANO DE RIAÑO
 LAS PINTAS DETRÁS

 DESCENSO







 COLLADO DE TRÉBEDE






 LA COTICA



 CRÉMENES Y VILLAYUSTE



 LA COTICA





 ARGOVEJO EN EL VALLE

 SABINAR DE CRÉMENES





 VALLE DE DESCENSO




 HACIA CORNIERO









 CORNIERO





 REGRESO

 CISTIERNA


 ARMUNIA