sábado, 30 de noviembre de 2013

PICOS LA ARGAYADA Y EL CUETO 24-11-13

MAPA DE LA ZONA
DESCRIPCIÓN DE LA RUTA



1ª ASCENSIÓN A “ LA ARGAYADA” Y AL “CUETO (DE FOLLEDO)”.

24-11-13                              (Domingo)

            Penúltima salida oficial del club de montaña por este año a falta del Belén de Cumbres de diciembre. En esta jornada hemos ascendido un par de cumbres cercanas a la localidad gordonesa de Folledo, el pico de La Argayada y el Cueto, que como no tiene “apellido” y hay más de uno, he vuelto a denominarlo con el nombre del pueblo detrás. Se decidió en el último momento, ya que también cabía la posibilidad de subir otras cercanas a Buiza.

A las 8:00 horas hemos salido de Guzmán los 7 participantes de Guzmán: Mª Jesús, Álvaro, Carmen, Nati, José Antonio, Manuel y yo. Mientras José y Manuel iban en un coche, al no ser socios e ir por cuenta propia, el resto nos acomodamos en la furgoneta mía.

Por la nacional nos hemos ido acercando hasta Pola de Gordón donde nos esperaba Miguel Ángel, que decidió tomar un café con nosotros en el bar de la gasolinera. Allí estuvimos unos minutos antes de retomar la marcha hacia Folledo al que llegamos sobre las 9:10 horas. En las cumbres nevadas se reflejaba un bonito sol rojizo del amanecer, aunque las nubes del Norte cubrían buena parte del cielo y las chispas de agua-nieve se escapaban.

Aparcamos los coches y nos preparamos para la ruta que comenzamos sobre las 9:30 horas. En el pueblo, situado a 1275 metros de altitud, apenas quedaba algún corro de nieve desperdigado y en los tejados de las casas. Salimos por el mismo camino de hace dos años cuando intentamos también ascenderlo y la lluvia torrencial de aquel día nos hizo desistir. El mismo traza algunos zigzag por encima de Folledo en su vertiente Norte mientras va cogiendo altura. Poco después se va metiendo entre un robledal mientras la nieve del terreno se hace más abundante, aunque el agua corre entre ella haciendo surcos. Así llegamos a un desvío en el que cogemos el ramal derecho que nos lleva a las antenas en el que termina dicho camino. Son las 9:55 horas y estamos a 1560 metros.

Tenemos que bajar entre el matorral unos metros hasta salir al otro ramal de la parte baja para seguir subiendo por él mientras el sol pelea por salir entre las nieblas. El camino describe algunas curvas siguiendo la orografía del terreno mientras la nieve ya cubre casi por completo el firme. Entre robles de pequeño tamaño vamos cogiendo altura hasta llegar al final de este camino, punto desde el que la vez anterior dimos la vuelta al tener la lluvia arreciando. Luego terminamos haciendo la ruta hasta Buiza.

Eran las 10:30 horas cuando llegamos a aquel punto en el que enlazamos con un empinado cortafuegos hacia la cumbre de La Argayada. José Antonio, Carmen y Manuel ya iban a media altura y nosotros tres, Álvaro, Mª Jesús y yo seguíamos sus huellas. Nati había quedado en el pueblo.

Poco a poco fuimos remontando esta pendiente en la que encontramos unos postes amarillos de las canalizaciones de gas. A las 10:48 horas alcanzábamos la cima de La Argayada con 1637 metros de altitud. Los tres compañeros no habían tenido la paciencia de esperar y ya estaban pasando a la siguiente cumbre hacia el Noroeste. Nosotros nos sacamos una foto de grupo y no dejamos tarjeta al no encontrar un lugar adecuado para ello. Había nieve y no nos entretuvimos.

Comenzamos a descender hacia el collado de La Argayada, 1594 m, entre rocas cubiertas por la nieve donde era fácil meter el pié y mancarse. Álvaro no llevaba polainas y el pantalón comenzaba a calársele. Delante teníamos otra cumbre, sin nombre en el mapa, y detrás de ella el Cueto. El sol seguía luciendo de momento pero al Norte estaba cerrado por nubarrones. El viento de ese mismo lado era fortísimo y frío, lo que nos obligó a abrigarnos aún más.

Llegamos a la collada y emprendimos la subida a la cumbre intermedia peleando con ese aire fuerte que llegaba a tumbarnos. Siguiendo las huellas de los anteriores ganamos altura por la ladera hasta la base rocosa de esta cima que rodeamos por el Sur hasta su parte más alta. Allí llegamos a las doce del mediodía estando a una altitud de 1714 metros.

Paramos unos minutos a tomar un pequeño tentempié antes de echarnos hacia el collado intermedio pocos metros por debajo. A los compañeros se les veía en la cima del Cueto y al poco comenzaron a descender. Poco después de la collada nos cruzamos con ellos. Tenían intención de subir al siguiente, el Cueto Burero o Sexteo, unos metros más bajo que el Cueto, pero cubierto con más nieve. Nosotros emprendimos la remontada siguiendo las huellas suyas en la nieve y con precaución de no meter el pié entre las rocas ocultas. Ya cerca de la cumbre nos llegó una racha de viento que casi nos llega a tumbar. Yo estaba grabando con la cámara de fotos y me la soltó de la mano. Menos mal que la tenía sujeta con la correa. Echando la vista atrás vimos a los tres compañeros que habían dado la vuelta.

A las 12:50 horas llegamos a la cima del pico Cueto, cumbre con 1797 metros de altura, en la que había un hito de rocas cubierto por nieve helada. Entre él buscamos sin éxito alguna tarjeta dejando la nuestra en un bote. Entre los jirones de nubes pudimos ver numerosos picos hacia el Este como el Correcillas, Fontún, Cueto San Mateo, Currillines, etc. Al Sur emergía La Miezca, Fontañán, Altico o Llamargones entre otros, aunque más al Oeste se cerraba completamente la vista. Sí vimos el embalse de Casares entre el Cueto Burero y La Peña del Águila y Folledo detrás del picacho intermedio que habíamos pasado. En la parte Norte, en el valle, se emplaza Alceo, un antiguo asentamiento ahora en ruinas. Por él pasa el camino que cruza al valle de Arbás por la collada del mismo nombre.

Estando en esta cumbre se fue cerrando y comenzó de nuevo a chispear nieve. A mí se me empañó la lente de la cámara de fotos grande por la parte interior y temí lo peor. Saqué la pequeña para el resto de la ruta y ya en casa, después de un buen rato, se desempañó por completo.

A las 13:35 horas emprendimos el descenso siguiendo las marcas de subida. Una vez más nos dio el viento de lleno al pasar por la collada en la que pudimos ver en la nieve del suelo unos efectos realmente bonitos formados por el viento y los matorrales bajos. Volvimos a cruzar por el pico intermedio y comenzamos la bajada a la collada de Argayada. Ya en busca de un lugar para comer decidimos subir de nuevo la primera cumbre y buscar entre las rocas un resguardo. Tuvimos que bajar unos metros hasta encontrar un sitio abrigado en el que nos acomodamos sentados en la roca y con vistas al valle en el que se veía Folledo y Buiza.

Allí estuvimos unos 40 minutos hasta las 15:30 horas que retomamos la marcha. Ascendimos unos metros para coger el cortafuegos de bajada directa hacia el encuentro con el camino. Más adelante de éste seguía la franja desbrozada y nos acercamos a ver si se podría bajar hasta el valle por ella. Llevábamos una foto satélite y sí se veía llegar hasta abajo, pero había que saber como estaba. Comprobamos que no era complicado a pesar de que había mucho canchal de piedra en el cortafuegos y sin más nos echamos ladera abajo por el mismo. En la parte baja se veían dos caminos, unos de ellos era por el que habíamos ido a Geras la vez anterior, y antes había un sendero que decidimos coger al llegar a él. Siguiéndole nos llevó a una fuente con pilón tras la cual subía. Optamos entonces por atajar hasta salir al camino siguiente más abajo entre praderías. El sol y las nubes formaban bellos contraluces detrás de las peñas que rodean el valle.

Nos sacó este camino al de subida pocos metros antes de entrar en el pueblo, lo cual hicimos cuando eran las 16:40 horas. En una fuente lavamos un poco las botas y polainas antes de llegar a la furgoneta minutos después. Yo había dejado las llaves a Nati, que se acercó desde el bar en el que estaban esperando. En un porche del mismo nos cambiamos y emprendimos el regreso sin más ya que habíamos quedado de nuevo con Miguel Ángel en Pola a la vuelta.

En una cafetería del centro de esta localidad estuvimos tomando un refrigerio e hicimos las cuentas de la salida. Allí tenían una enorme cesta de navidad para sortear en la que decidí participar con un número, que por cierto apunté en la mano y se me borró.

A las 18:20 horas nos despedíamos de Miguel para emprender el viaje de regreso a la capital.  Unos 45 minutos más tarde entrábamos en León. Nati nos ha invitado a ver en su casa una ampliación tamaño póster de una foto mía con un paisaje otoñal de la ruta de La Cervatina. Tras unos minutos allí hemos llegado a Guzmán en el que nos hemos despedido hasta la próxima. Con ello finalizamos esta primera jornada invernal de esta temporada. 

El día 15 de diciembre tenemos el Belén de Cumbres y antes, el día 30 de Noviembre, la cena del club. Son las dos últimas actividades, relacionadas con montañismo, que realizará el club.


VALLE DE FOLLEDO
ENTRE EL ROBLEDAL



CORTAFUEGOS A LA CUMBRE DE LA ARGAYADA

LA ARGAYADA Y EL CUETO AL FONDO


PANORÁMICA AL SUR

ÚLTIMA PENDIENTE AL CUETO
DESDE LA CUMBRE DEL CUETO

EN LA CIMA

SE CIERRA Y NIEVA DE NUEVO

BELLOS EFECTOS EN LA NIEVE PROVOCADOS POR EL VIENTO





VISTA DEL CUETO
PANORÁMICA
DE REGRESO A LA ARGAYADA DONDE COMIMOS



BAJANDO EL CORTAFUEGOS

LLEGANDO AL FONDO DEL VALLE


BONITOS CONTRALUCES AL ATARDECER