jueves, 23 de febrero de 2017

PICO CASCARO - 19-02-17

1ª ASCENSIÓN AL “CASCARO” (Rabanal de Luna)

19-02-17                              (Domingo)

            La segunda ruta del mes de febrero la hemos realizado en la zona de Luna, concretamente desde Rabanal de Luna, de donde partimos para ascender al pico Cascaro, última cima de la sierra en la que también se emplaza La Cañada o el Penouta mucho más al Oeste. La jornada resultó satisfactoria hasta que, para mí, se torció al poco de finalizar la ruta por lo que luego detallaré.
A las 8:00 h salí de casa para recoger a Mª Jesús y a José Luis antes de llegar a Guzmán donde nos reunimos con Piedad y Tomás. José Carlos se nos uniría en el punto de inicio de la marcha. En mi furgoneta emprendimos el viaje a las 8:30 horas por la carretera de Caboalles con el cielo despejado por completo. En La Magdalena nos incorporamos a la autopista para cruzar el tramo del pantano de Luna abandonándola tras el puente colgante. A la vera del embalse hicimos los últimos kilómetros hasta Rabanal de Luna, 1157 m, donde llegamos a las 9:30 horas.
A la orilla de la iglesia, en la parte alta, aparcamos los dos coches y nos preparamos para la ruta. La cumbre del Cascaro no era visible por muy poco, siendo tapada por una loma anterior. A las 10:00 horas comenzamos a caminar desde ese punto para salir poco después hacia el valle del arroyo de La Braña siguiendo el sendero señalizado como “PR LE – 66 La Solana”. Antes de salir del pueblo pasamos cerca de una fuente con pilón con un gran chorro de agua manando del mismo.
Por un ancho camino abandonamos Rabanal con dirección Sur hasta ponernos paralelos al arroyo de La Braña ganando altura suavemente entre algo de arboleda y praderías. En varios puntos vimos regatos bajando por la ladera de nuestra derecha y cayendo al camino, que se abnegaba de agua y barro. No tardamos en encontrarnos también corros de nieve aislados y otros más extensos en las zonas sombrías. En la ladera derecha había varios pedreros de gran amplitud.
A las 10:55 horas, tras 2,300 Km hechos, llegamos a la Braña de Rabanal, 1380 m, un conjunto de edificaciones de piedra de las que solo una quedaba en pie. Allí paramos unos minutos y nos sacamos una foto de grupo antes de seguir la marcha por el camino ahora bastante cargado de nieve. Escasos 300 metros más adelante llegamos a un refugio de montaña cerrado donde el camino giraba totalmente casi en sentido contrario. Se pronunció un poco la pendiente, pero se subía cómodamente mientras el paisaje se ampliaba contemplando el valle en su totalidad. Encontramos varios servales cargados de frutos rojos que destacaban en el entorno. No tardamos en ver Rabanal y de fondo la impresionante Peña Ubiña con su “hermana” pequeña así como el resto del cordal y Peña Cerreos detrás.
A las 11:50 horas llegamos a una collada emplazada a 1512 metros donde abandonábamos el sendero homologado. Desde este punto veíamos la cumbre del Cascaro y varias más siguientes hacia el Suroeste. Tras otra foto de grupo continuamos por otro camino cargado de nieve que se internaba entre escobas que se cruzaban teniendo que esquivarlas y con precaución por los troncos que podían dañarnos la cara fácilmente. Unos metros después dimos un giro total para seguir subiendo ahora ya sin senda ni camino de referencia, solo el track del GPS, que enseguida nos metió en un bosque donde la nieve comenzó a ponernos las primeras dificultades. Estaba blanda y empezamos a hundirnos en ella. Y mis raquetas “riéndose” en la furgoneta.
Cruzamos este reducto de bosque y otra zona con escobas, al menos muy espaciadas, hasta salir a un descampado por debajo de las primeras rocas de la cumbre. En ellas vimos a José Luis, que se había ido hacía rato por su cuenta. Desde allí veíamos parte del pantano de Luna con el puente colgante y el viejo en desuso de Aralla así como infinidad de cimas que luego enumeraré.
No tardamos en meternos en la zona más empinada y que enseguida nos puso en aprietos. La nieve blanda cubría los huecos entre piedras y matojos en los que a cada paso metíamos las piernas hasta el fondo. Dependiendo del peso de cada uno y la mochila que llevase, había quien apenas dejaba huella mientras otros caíamos hasta la cintura. Esto era agotador y ralentizaba el avance, aunque poco a poco ganábamos altura. Las gafas y la crema solar eran buenos aliados contra la nieve reflectante y cegadora. José Carlos y yo fuimos quedando rezagados y en ocasiones nos hundíamos a la par sin poder ayudarnos el uno al otro. Cuando te metías hasta la cintura costaba realmente salir. Tras rodear unas cimas anteriores, alcanzamos la correcta a las 14:05 horas.
En esta cumbre del pico Cascaro hay un vértice geodésico pero no encontramos buzón alguno. La temperatura era buena y con solo una sudadera se estaba cómodo. Nos acomodamos para comer por debajo del hito de cemento contemplando el amplio y bonito paisaje que teníamos en redondo. Cumbres como Peña Mala, Penouta, o Peña Correa estaban muy cerca hacia el Oeste, Al Sur corría la sierra de La Filera detrás de Abelgas, pueblo que veíamos en parte. Al Este eran innumerables las cumbres, Tres Marías, Cerro Pedroso, Peña Portilla, Polvoreda, etc. Más al Norte, Cirbanal, La Mesa, Cerreos, Ubiñas, Ferreirúa, Morronegro, Montigüero, etc. En algunas de sus bases se emplazaban varios pueblos de los que reconocíamos Sena de Luna, Pobladura de Luna y Abelgas de Luna. Más alejados, hacia Babia, se distinguían alguno más, pero no sabría decir cual.
Estando comiendo vimos como subía alguien siguiendo más o menos el trazado nuestro. Según se acercaba comenzamos a dudar si era José Antonio o no, hasta confirmar que así era. Llegó a la cumbre y nos hicimos una foto juntos. En un hueco cerca del vértice geodésico dejamos la tarjeta de cumbres y a las 15:45 horas emprendimos el descenso. Él decidió seguir hacia las siguientes cimas, llevaba raquetas.
El primer tramo nos desviamos un poco de la ruta de subida para ver si evitábamos los huecos, aunque no fue mucho mejor. Antes de entrar en el bosque saqué un plástico que llevo y nos tiramos resbalando por la nieve en algunas pendientes. Fue al llegar a un claro cuando encontramos un perro de caza solitario. Llevaba localizador GPS y placa con número de teléfono al que llamamos, pero estaba fuera de cobertura. Al final decidimos sujetarlo con una cuerda y bajarlo con nosotros.
Nos incorporamos al camino y por él llegamos a la collada Mª Jesús y yo. El resto se había adelantado y habían atajado hacia el camino inferior. El problema era que habíamos acordado hacer ruta circular y era el collado aquel donde se dividía el trazado. Les llamé y tuvieron que subir unos metros hasta aquella cota que dividía valles. Eran las 17:30 horas y llevábamos 7,800 Km.
Nos echamos hacia el valle del arroyo de Los Regueros por el camino que continuaba la ruta del “PR LE - 66 La Solana”. Estaba cargado de nieve, pero más o menos endurecida y sin mucha capa. Serpenteaba mientras perdía altura por el mismo y dejamos a un lado una fuente con pilón. Tomás llevaba el perro que de vez en cuando paraba y no quería continuar. Seguíamos intentando contactar sin éxito con el dueño. Cruzamos una campa y entramos entre arboleda y algunos canchales que se desplomaban por la ladera al igual que varios arroyos.
Ya en la parte baja pasamos cerca de unas fincas con unos barracones de madera y poco después nos incorporamos a la carretera que sube a Abelgas. Por asfalto tomamos el sentido contrario, hacia Sena de Luna, hasta las cercanías de la playa fluvial y merendero. Por un paseo empedrado y al lado del río Luna pasamos bajo el puente de la carretera para enlazar luego con un camino poco definido hacia Rabanal. Al poco de cruzar bajo dicho puente Mª Jesús escuchó un silbido por detrás y vimos que se trataba del dueño del perro. Retrocedimos unos metros y le entregamos a éste. Le habían localizado por el GPS que llevaba al cuello.
Por el camino ya bien trazado entramos entre fincas cercadas por muretes de piedras. En varios tramos lo encontramos encharcado y tuvimos que cruzar un arroyuelo por unos troncos de una cancilla y dicho muro. Como ya adelanté al comienzo, el punto negativo de la jornada para mí fue cuando se me escapó de las manos la cámara de fotos yendo a parar al agua y además, lo más grave, golpeándose con una piedra. A partir de ahí comenzó a fallar y tuve que coger la sumergible para documentar el corto trayecto que ya nos quedaba a Rabanal. A día de hoy sigue fallando. No me guarda los datos de fecha y hora además de algún fallo de zoom y otros.
No tardamos en divisar la iglesia de Rabanal y otras casas de la parte alta. Pasamos al lado de una cueva en forma de gran grieta y me acerqué a ver. Ya estaba oscuro y no se veía, pero saqué una foto con flash y se percibía bastante basura dentro. A las 19:15 horas entramos en Rabanal de Luna hacia la mitad del pueblo. Por la carretera general subimos hacia la iglesia donde terminamos la ruta a las 19:23 horas. El GPS daba estos datos: 13,200 Km y un desnivel acumulado de 805 metros.
Nos cambiamos ya anocheciendo mientras rondaba por allí otro perro al que dimos unos chuscos de pan. Poco antes de las 20:00 horas emprendimos el regreso, José Carlos hacia Ponferrada y nosotros hacia León. Nos incorporamos a la autopista en el tramo del pantano y salimos en La Magdalena. Ya en Lorenzana paramos unos minutos a tomar un refrigerio e hicimos las cuentas de gasolina. A las 21:30 horas llegamos a León donde quedaron Piedad y Tomás y acerqué a José Luis y Mª Jesús a casa. A las 22:00 horas llegaba yo a la mía.
Una jornada bastante completa, pero empañada por ese incidente de la cámara. Gajes del oficio.      


MAPA ESQUEMA
ENLACE RUTA GPS:
LEÓN

PUENTE COLGANTE SOBRE EL PANTANO
RABANAL DE LUNA



VALLE DE LA BRAÑA



BRAÑA DE RABANAL



REFUGIO Y PICO CASCARO


VALLE DE LA BRAÑA, RABANAL Y UBIÑAS DE FONDO
CASCARO DETRÁS

BOSQUE


ALTIPLANO
LADERA DEL CASCARO



VISTA AL NORTE
PANORÁMICA AL SUR
PANTANO DE LUNA Y CERRO PEDROSO
POBLADURA DE LUNA                                                                                                               SENA
    ABELGAS                                                                                                                  TORREBARRIO
CIMA



MONTAÑAS DE LUNA
DESCENSO

¿MI PIERNA?
HACIA EL BOSQUE
ENCONTRAMOS EL PERRITO DESORIENTADO

VALLE DE LAS REGUERAS


MERENDERO EN SENA DE LUNA

ATARDECER
CAMINO DE RABANAL
EQUILIBRIOS


ENTRANDO EN RABANAL
FIN DE RUTA
LEÓN