sábado, 28 de marzo de 2015

PRADO LLANO 22-03-15


2ª ASCENSIÓN AL “PRADO LLANO” (Montuerto)

22-03-15
    (Domingo)

Recién estrenada la primavera hemos hecho la segunda ruta del mes. Elegimos una sencilla cumbre cercana a La Vecilla en la que esperábamos algo más de nieve de la que luego encontramos, que realmente no fueron más que unos cuantos neveros aislados. Hace 3 años colocamos el Belén de Cumbres en una cima un poco anterior debido a la niebla cerrada de ese día, aunque dimos por ascendido dicho pico dado la mínima diferencia de altitud y escasa distancia a la verdadera cumbre.
Salimos de León a las 9:00 de la mañana los cuatro participantes: Álvaro, José Luis, Alberto y yo en el coche de José Luis. Por la carretera del Torío avanzamos hacia Robles de la Valcueva donde giramos hacia La Vecilla para llegar sobre las 10:00 horas a Montuerto, 1033 m. Al lado mismo de la iglesia aparcamos y cargamos agua en la fuente cercana.
Tras sacar una foto de grupo emprendimos la marcha a las 10:20 horas. Cruzamos la calle principal del pueblo hacia el Nordeste con la cumbre del Prado Llano frente a nosotros, aunque en ese momento dudábamos si era o no la misma. Nos acompañaba un perro que al final hizo la ruta con nosotros hasta la vuelta. En un corral vimos un grupo de gallinas de colores variados. Negras, blancas, pintas, guineanas grises y un gallo. En las afueras del pueblo, en un prado, vimos un antiguo carro similar al que estaba cerca de la iglesia. Allí mismo, al salir del pueblo, partían dos caminos hacia el valle. Según la ruta del GPS que llevaba, el de la izquierda sería el de regreso, si hacíamos el trayecto circular previsto. Salimos por el de la derecha que estaba en los primeros metros cargado de nieve que enseguida desapareció.
Desde el comienzo ya íbamos subiendo suavemente y no tardamos en divisar la cumbre de Valdorria y Peña Morquera echando la vista atrás y poco después la de Peña Galicia. Por encima del camino, a nuestra derecha, vimos también una curiosa formación de roca oscura que destacaba entre la caliza. Tras ganar altura distinguimos ya el pequeño refugio en la parte alta en medio del valle.
Las nubes corrías veloces por encima de nosotros desde el Norte movidas por el viento frío de esa parte. Según las previsiones, que sí se cumplieron, iban a ir desapareciendo durante la mañana para quedar casi despejado por completo. El frío, sin ser ya invernal, era bastante intenso y nos hacía abrigar. Además, esta primera parte de la ruta transcurría a la umbría del valle por el que baja el arroyo Requejo, por nuestra izquierda.
A las 11:20 horas llegamos al refugio, 1330 m, una pequeña caseta de bloques de cemento forrada de piedra en la que hay un banco, una mesa, un somier y una pequeña estufa. Aproveché para apretarme las botas, que me quedan grandes y me torturaron toda la ruta. No sé lo que haré con ellas. Nos sacamos una foto en el interior antes de proseguir valle arriba dejando atrás la cercana nave ganadera cuyo techo había sufrido los envites de la nieve y el viento.
El camino terminaba en el refugio y ahora eran los senderos los que nos guiaban hacia las cimas. El arroyo también fue difuminándose entre la pradera que predominaba en la ladera que se inclinaba cada vez más y cruzamos algún nevero de los ya escasos que había en la misma. La vez anterior habíamos llegado a un collado situado a la derecha de la cumbre y hacia allí nos conducía la ruta del GPS. Dado la nula dificultad de esta ascensión, no era necesario seguir al pie dicho recorrido y fue por ello que nos echamos directamente a la roca. Bajo las paredes de la cima bordeamos la peña hacia el Sureste hasta meternos en una pendiente canal donde el sendero de gravilla nos hacía patinar de vez en cuando. En la parte Norte vimos a tres personas que ya bajaban de la cumbre siguiendo la cresta que luego recorreríamos nosotros.
Nos separamos en este último tramo de la ruta y cada uno fue subiendo buscando el lugar más cómodo para ello. Yo me desvié hacia la roca para crestear un tramo entre la canal y otra vaguada del Norte hacia la que me eché un poco más arriba. Por ella me restaban solo unos pocos metros para alcanzar la cumbre del Prado Llano a la que llegué cuando eran las 12:55 horas.
La altitud de esta cima es de 1721 metros y desde ella puede contemplarse una amplia vista en redondo con innumerables cumbres. Entre las más destacadas se pueden contar: Valdorria, Peña Galicia, Cueto de Boñar, Peña Corada, Susarón, Bodón de Lugueros, Sáncenas, Cueto Ancino, etc. Al Norte se cerraban las nieblas impidiendo ver muchas más en esa orientación. También veíamos el pantano del Porma y Oville, pueblo desde el que también se puede subir a esta cumbre y en misma cuenca, Boñar, villa que asomaba en parte tras las lomas intermedias. Hacia el Sudoeste corría el valle del Curueño con La Vecilla en la confluencia de carreteras. Por supuesto veíamos Montuerto bajo nosotros y la collada que da acceso por carretera a Valdorria. En la cumbre encontramos un pequeño belén entre rocas y un buzón metálico con tarjetas dentro. Por el valle vimos subir a tres personas que se encaminaron hacia las colladas del Sur.
Como en la cima hacía bastante frío, bajamos unos metros hacia la abrigada de unas rocas para comer tras sacarnos unas fotos de grupo. Nos acomodamos al resguardo del viento y comimos tranquilamente disfrutando de todo aquel paisaje que teníamos. Mientras tanto íbamos viendo como subían los tres montañeros y alcanzaban la cresta al sur de la cumbre principal. Poco por debajo de ésta estaba la cima en la que habíamos puesto el Belén de Cumbres en el 2011.
Antes de emprender el descenso nosotros llegaron estos tres montañeros, dos mujeres y un hombre. A las 15:10 horas nos echamos hacia la cresta del Noroeste descendiendo unos metros hacia un collado. El viento soplaba fortísimo y había lugares con algo de caída donde no había que despistarse demasiado. El frío también se seguía notando.
Pasamos por la Peña del Tejo mientras trazábamos vaivenes en las agujas de la sierra. Desde allí descendimos hacia un collado haciendo una parada de unos minutos en dicha loma. Estuvimos decidiendo si continuar hasta la última cima y bajar por el siguiente collado o hacerlo ya desde este primero. Viendo que el viento seguía fuerte y la cresta se veía muy escarpada, optamos por echarnos ya al valle en el collado siguiente. Estábamos ahora más o menos en la línea del refugio y la nave ganadera.
Llegamos poco después a dicho collado y nos tiramos hacia el valle por senderos medio marcados en la ladera pedregosa. Por detrás nos seguían los tres montañeros de la cima. La pendiente era pronunciada en varios tramos y perdimos altura rápidamente. Nos dirigimos hacia el refugio con la intención de coger en él otro sendero que bajaba paralelo al camino pero por la margen contraria del arroyo. Sin llegar a la edificación nos desviamos hacia esta senda que resultó un poco más amena que el camino, por el que sí bajaron los tres montañeros que nos seguían.
El sendero estaba medio marcado y se perdía en varios lugares. Nos fuimos metiendo demasiado al arroyo que se encajonaba y hubo que subir poco para evitarlo. También rodeamos una zona de matorral tupido y con una rama se me trabó un bastón, que por cierto estrenaba ese día. Me dio por mirar y se me había perdido una de las vitolas, pero no allí, unos metros más atrás.
Del otro lado del arroyo vimos una zona escarpada de rocas donde habían cercado un corral de ganado con piedras. También atravesamos una zona de arboleda donde comenzaba un ancho camino, pero tan cerrado de maleza que era imposible de seguir. Salimos a los prados que ya comenzaban a verse en esa parte más baja y tuvimos que cruzar una alambrada antes de enlazar con dicho camino que ya encontramos limpio y transitable. José Luis se había separado bastante atrás e íbamos juntos Alberto, Álvaro y yo. Entre praderas y campos, algunos cercados, fuimos acercándonos al pueblo. Cruzamos el arroyo ya cerca de éste y en pocos minutos cerramos el circulo a la entrada de Montuerto. Allí llegamos a la vez que el trío de montañeros de la cumbre cuando eran las 17:35 horas. Nos restaba el trayecto por las calles del pueblo hasta el coche. Pasamos delante de una casa donde estaba el dueño del perro que nos había seguido y allí quedó nuestro acompañante de ruta.
A las 17:45 horas terminamos la ruta en el coche. El GPS nos daba 9,340 Km recorridos. No puedo describir lo que sentí al quitarme las botas. No sé los pares que llevo usados en montaña, pero ninguno tan incomodo como éstas que estrené en la primera ruta del año.
Nos cambiamos y poco después emprendimos el regreso a León. En Robles de la Valcueva hemos parado a tomar un refrigerio en un bar unos 50 minutos antes de proseguir el viaje hacia la capital donde llegamos sobre las 19:45 horas. Media hora después llegaba yo a casa.
Primera cumbre hecha de este año de grandes nevadas y un invierno que se niega abandonarnos ya metidos en la primavera.  

MAPA ESQUEMA
MAPA Y ENLACE  TRACK:


MONTUERTO




VALLE DE REQUEJO

REFUGIO DE REQUEJO



LADERA DEL PRADO LLANO


EN LA CANAL

CUMBRE DEL PRADO LLANO HACIA EL ESTE
DATOS EN LA CIMA

HACIA EL OESTE
BELÉN ENCONTRADO EN LA CUMBRE
NUESTRO ACOMPAÑANTE






CUETO DE BOÑAR
MONTUERTO

CRESTEO DE BAJADA


VALLE DE REQUEJO


LA CUMBRE DEL PRADO LLANO A LA IZQUIERDA
POR EL SENDERO



CAMINO ANCHO
ENTRANDO EN MONTUERTO



DATOS TOTALES DE LA RUTA
ROBLES DE LA VALCUEVA