martes, 23 de agosto de 2016

FAEDO DE ORZONAGA 21-08-16


2ª TRAVESÍA “FAEDO DE ORZONAGA”

21-08-16                         (Domingo)

            La ruta de esta jornada ha sido en familia. La he hecho con mi hermana Merce, mi cuñado Fernando y mis sobrinas Yoli y Bea. Para ello escogí esta sencilla travesía con escaso desnivel y distancia y no lejos de León. El Faedo de Orzonaga lo hice con el club a finales del otoño pasado cuando además nos acercamos hasta Llombera.
A las 10:00 horas salí de casa para recogerlos a ellos en San Andrés. De allí emprendimos el viaje una media hora más tarde. Sin paradas en el mismo llegamos a Orzonaga, 1027 m, a las 11:00 horas aparcando en la plaza céntrica del pueblo. Había numerosos coches en las calles del mismo y vimos decoración de fiestas, aunque no supimos si eran este fin de semana.
Nos sacamos una foto en la fuente céntrica y a las 11:15 horas emprendimos la marcha por la calle paralela al arroyo de La Mediana hasta el comienzo del valle de La Portilla hacia el que entra un camino que cogimos. Bajo arboleda de gran verdor fuimos ganando altura más o menos suavemente sorteando algunos regatos con agua y barro que cruzaban la ruta. Dejamos atrás un cargadero de una de las varias minas ya abandonadas en la zona y poco a poco la arboleda se hizo más escasa. El sol lucía espléndido aunque la temperatura no era extremadamente calurosa. Según ganábamos altura subimos tramos de más pendiente y lo tomamos con calma. En la otra parte del valle veíamos ya el faedo, o hayedo, que teníamos que cruzar luego bajo las paredes del Sextil y la Peña del Águila.
A las 12:10 horas, tras 3,200 Km, llegamos a la entrada del Faedo de Orzonaga, 1208 m, donde abandonamos el camino ancho, que seguía hacia el collado de Gudina y que da vista al valle de Llombera. Entramos al bonito bosque de hayas, que al contrario que la vez anterior cuando estaba ya pelado y cubierto por una fina capa de nieve, lo encontramos tupido y verdoso. En él hallamos varios tocones cubiertos por musgo y de retorcidas formas. El sol se colaba entre el ramaje haciendo brillar el conjunto y creando bonitas postales. Cruzamos este primer reducto y salimos de nuevo a cielo abierto mientras subíamos por el sendero desde donde contemplamos el pueblo en el valle y la cumbre del Polvoreda (Correcillas) de fondo.
Tras unos metros bajo el sol volvimos al refugio del bosque en otro corro arbolado donde la pendiente se pronunció en un tramo bastante recto que nos sacó a las campas cimeras de la sierra desde la que vimos varias cumbres más como Peña Galicia, Valdorria o el Cueto Calvo, ascendido hace poco por nosotros. Suavemente ganamos altura por la parte alta de esta loma hasta llegar al collado Cimero, 1240 m. Hacia el Sur caían las laderas que terminan en la carretera del valle de Fenar. Bajando unos pocos metros desde el collado llegamos el refugio en el que paramos la vez anterior al igual que hicimos ahora cuando eran las 13:00 horas. Llevábamos hasta allí 5,400 Km.
En él comimos un bocata sentados a la mesa en unos bancos adjuntos y estuvimos algo más de media hora antes de retomar la marcha. El ancho camino que llevábamos trazó una serie de altibajos entre un pinar y varios helechales. En el terreno vimos infinidad de saltamontes que al saltar lucían colores azules y o rojizos. También revoloteaban numerosas pequeñas mariposas y moscas que a algunas molestaban en la cara. Dejamos atrás los pinos y entramos en zona de robles ya bajando claramente hacia el pueblo que volvimos a ver desde la parte contraria. En la bajada ralentizamos el paso ya que Merce tenía una pequeña molestia en la pierna y le costaba descender los tramos más acentuados.
Llegamos al collado de Horno desde el cual se ve el valle de Matallana de Torío. Allí el camino se metió de lleno hacia el de Orzonaga entre arboleda y trazando varias curvas cerradas. Vimos algunos regueros con escaso caudal bajar por las laderas del valle y atravesamos un gran pedrero. A las 14:50 horas entramos en Orzonaga y nos sacamos una foto en una piedra con el nombre del pueblo y una vagoneta de mina a modo de monumento. Orzonaga es un pueblo con tradición ceramista y en sus calles pueden verse numerosos vestigios de la misma con figuras, macetas, etc. de bonita decoración.
A las tres de la tarde terminamos la ruta en la plaza donde vimos numeroso personal en la terraza del bar y a la sombra. El GPS marcaba 8,700 Km y un desnivel de 300 metros.
En pocos minutos metimos las mochilas a la furgoneta y emprendimos la marcha con intención de acercarnos a Valporquero. Salimos a la carretera principal y giramos hacia el Norte para pasar luego por Vegacervera y las bellas hoces cercanas. En Felmin cogimos la carretera a Valporquero subiendo la fuerte pendiente de 4,000 Km hasta este pueblo donde llegamos a las 15:25 h.
Aparcamos cerca de un merendero en la zona de la cueva y allí comimos otro bocata a la sombra del tendejón de una mesa y bancos. Había numerosos coches y algún autocar en el aparcamiento. Mientras unos jugaban a la baraja yo me tumbé en el banco a intentar dormir la siesta, que no conseguí. A las 17:35 horas emprendimos el regreso y sin novedades llegamos a San Andrés una hora después terminando esta agradable jornada de montaña en familia, literal.     

MAPA ESQUEMA

ENLACE RUTA WIKILOC:


ARMUNIA
TROBAJO
ORZONAGA


VALLE DE LA PORTILLA
CARGADEROS DE MINAS




PICO SEXTIL


¿UN MURCIÉLAGO?
DESVÍO AL FAEDO
POR EL HAYEDO







CAMPAS CIMERAS
ORZONAGA CON EL POLVOREDA DE FONDO


PINARES EN EL COLLADO CIMERO
REFUGIO Y MERENDERO


PINOS, ROBLES Y HELECHOS


POLVOREDA, VALDORRIA Y PEÑA GALICIA ENTRE OTROS
SALTAMONTES
DESCENSO

ORZONAGA DESDE OTRA VISTA

MATALLANA DE TORÍO DESDE COLLADO HORNO

OTRO "SALTIPAJO"
ENTRANDO EN ORZONAGA
PEQUEÑO MONUMENTO A LA MINERÍA

POR LAS CALLES DEL PUEBLO
CERÁMICA TÍPICA DE AQUÍ

ARTESANÍA EN MADERA

PLAZA DE ORZONAGA
VALPORQUERO DE TORÍO